Camino a la chirimoya sin pepitas

Actualización a 3 de abril de 2011:
Para que veáis que este es un tema candente, os dejamos un enlace a una noticia de hace unos pocos días en la que se informa de que se ha hallado un gen determinante para la supresión de las pepitas:
http://www.crchirimoya.org/noticias.asp?id_noticia=72&id_menu=5&id_submenu=36

Las investigaciones para conseguir una variedad de chirimoya sin pepitas o semillas llevan ya tiempo en el ojo del huracán.

Semillas de chirimoya

Las semillas de la chirimoya resultan muy molestas a la hora de consumir la fruta

Como se puede leer en la entrada de la Wikipedia sobre esta fruta, la Universidad Católica de Valparíso (Chile) ya intentó crear en 2008 (aunque hay estudios previos desde 1981) unos frutos partenocárpicos, es decir, sin pepitas, ya que parece ser que el elevado número de estos en las frutas provocaba rechazo en el consumidor. Un estudio disponible en la red muestra los resultados de estas investigaciones, y concluye que producir chirimoya sin semillas es técnicamente posible, siguiendo un proceso similar al de la polinización artificial utilizando determinados compuestos químicos para la regulación del crecimiento. El estudio se llevó a cabo en árboles de la variedad Bronceada, popular en chile, y parece ser que fue todo un éxito, al obtenerse un 84% de frutos sin semillas en el mejor de los experimentos (otros no pasaron del 50%).

Realmente, el gran número de semillas de la chirimoya es un inconveniente para una fruta tan deliciosa. Tan es así que ha acaparado la atención de otros organismos investigadores, en esta caso de nuestro propio país, España: el propio CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) también inició su propio estudio en el mismo año, 2008. No sabemos si conocerían o no los esfuerzos de los investigadores chilenos, pero su trabajo se orientó de manera ligeramente diferente. En lugar de regular el crecimiento de la fruta mediante factores químicos, se intentó producir una especie de híbrido cruzándola con la atemoya, fruta similar a la chirimoya pero con muchas menos pepitas. Sin embargo, el cruce presenta dudas, pues la propia atemoya ya es de por sí un cruce de chirimoya con papaya.

Las investigaciones españolas tienen lugar en la estación experimental del CSIC La Mayora, en Algarrobo-Costa, provincia de Málaga, con una extensión de 51 hectáreas y unos 20.000 m2 de invernaderos.

Foto de una chirimoya sin semillas en su interior

¿Tendremos algún día en nuestra mesa una chirimoya como esta?

Las últimas noticias que tenemos sobre sobre este estudio son muy recientes, de febrero de 2011, y resultan prometedoras: se ha identificado un gen clave que regula la aparición o no de las semillas. Actualmente la investigación se realiza de forma conjunta con la universidad de Davis (California) y ya se encuentran en producción plantaciones de esta nueva variedad, cuya viabilidad se conocerá dentro de cuatro o cinco años.

Esperemos que los resultados sean satisfactorios y ¡quien sabe! Tal vez para 2015 tengamos en nuestra mesa a nuestra querida chirimoya despojada de sus molestas pepitas.

Más información:
http://ucv.altavoz.net/prontus_unidacad/site/artic/20080812/pags/20080812150134.html
http://www.malagahoy.es/article/malaga/274317/chirimoyas/sin/semillas.html

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Camino a la chirimoya sin pepitas

  1. Enric dijo:

    Por dios, que avancen pronto en este tema… sería lo más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *