Chirimoya contra los piojos

Una propiedad bastante desconocida y a la par sorprendente de la chirimoya es su capacidad como agente desinfectante.

Una de sus grandes utilidades es como sustituto de otras sustancias artificiales (los aficionados al cultivo de marihuana posiblemente ya conozcan del uso de insecticidas “alternativos” basados en tabaco) populares en Sudamérica y de efectos muchísimo más nocivos que la chirimoya (como el lindano), aunque hay que decir que ésta tampoco está exenta de efectos secundarios y su manipulación se debe realizar con sumo cuidado, como veremos más adelante.

Una receta fiable y validada científicamente y de lo más sencilla para preparar una loción antiparásitos a base de chirimoya consiste en macerar diez pepitas de chirimoya en un litro de agua. Por supuesto, se recomienda seguir las normas básicas de aplicación de este tipo de productos, a saber: no utilizar si se está embarazada ni en niños menores de 3 años, utilizar plantas no tratadas con plaguicidas y alejadas de fábricas, vertederos o carreteras con mucho tráfico, usar sólo externamente y no exponerse al sol después de aplicar el prerarado.

Otras fuentes aconsejan introducir un puñado de pepitas de chirimoya en un bote de colonia. Hay quien afirma que el proceso de maceración se puede acelerar machacando previamente las pepitas. En Perú, además, se suelen hervir las pepitas de chirimoya para acelerar el proceso.

También hay versiones, sin duda más estrafalarias, que afirman que en lugar de pepitas se debe utilizar la chirimoya entera, triturada y mezclada con agua. Tal mejunge requerirá que se sujete la mezcla con una redecilla y dejar el compuesto aplicado toda la noche para que surta efecto (a la mañana siguiente habrá que lavar con champú). Como contraprestación a tanto martirio, se asegura que el empastre es, además, bueno para la caspa.

Piojo acechando a una chirimoya

La chirimoya y los piojos no se llevan bien

Tal vez resulte un poco incómodo utilizar remedios como este último… pero, sin duda, mucho más prácticos que utilizar otros más tradicionales y olorosos como el vinagre, el ajo o la cebolla.

Por último, queremos hacer incapié una vez más en que todos estos remedios se deben utilizar con las debidas precauciones que acompaña a cualquier compuesto químico y que se apliquen al cuerpo humano, para evitar desgracias como la comentada en este artículo de un diario mexicano, si bien aquí el peligro hay que atribuirlo al alcohol utilizado (probablemente metílico), nunca a la chirimoya.

Esta entrada fue publicada en Propiedades y usos de la chirimoya y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Chirimoya contra los piojos

  1. Juas, gracias por el consejo, aunque prefiero comerme la chirimoya antes que ponérmela en la cabeza xD (también prefiero no pillar pijos xDD).

  2. maria dijo:

    me gustaria saber cuantos dias tengo k tener en maderacion las pepitas de las chirimoyas,y si es mas efectivo en colonia k en agua…..
    gracias

  3. Pingback: La chirimoya y sus propiedades alegres

  4. migue dijo:

    Como el papel aguanta lo que le echen […]

    Este comentario ha sido editado por el administrador al ser un duplicado de este otro:

    http://www.chirimoyas.es/chirimoya_blog/20110301_la-falacia-de-la-chirimoya-como-cura-para-el-cancer/#comment-97

    Por favor, tened en cuenta que con publicar una cosa una vez en un sitio ya es suficiente. Si copiamos y pegamos el mismo comentario en varios sitios, sólo conseguimos empobrecer la calidad total del portal. Gracias por vuestra comprensión.

  5. Jazmin dijo:

    Gracias por el consejo, mi hija tenía muchos piojos y ahora ya sabemos el remedio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *